Crianza y Apego

Apego se refiere a la necesidad o motivación innata y universal de los mamíferos y seres humanos, de crear un vínculo intenso y especial con otro ser “más sabio”, con el fin de buscar protección, cuidado y consuelo que garanticen la supervivencia física y emocional de la cría (Bowlby ,1973,1980,1988). “Esta necesidad de Proximidad o de Apego” es especialmente evidente en el recién nacido, quien a través de su llanto, balbuceos y sonrisas, entre otras conductas, busca la atención y cercanía de sus padres o cuidadores principales, con el fin de que el entorno responda a sus necesidades tanto físicas como emocionales y así sentirse seguro y protegido.
No obstante, la necesidad de tener a alguien especial que nos cuide y consuele cuando experimentamos una dificultad o pasamos por momentos de gran pena o estrés, sigue presente durante toda la vida “desde la cuna hasta la tumba”, siendo primero los padres u otros cuidadores y posteriormente la pareja, las principales figuras de Apego.

La relación de Apego basada en la seguridad y la confianza, es un proceso que se construye día a día, por medio de las múltiples interacciones del niño con los adultos a cargo de sus cuidados, especialmente durante el primer año de vida. Estos cuidadores, deben estar disponibles tanto física como emocionalmente, para contener y aliviar al niño en forma rápida, estable y predecible, especialmente en momentos de gran aflicción y estrés (enfermedad, hambre, sueño, cansancio, miedo, golpes o accidentes, etc.). Estas experiencias de protección y consuelo, van creando en el niño la expectativa de que sus padres o cuidadores son una “base segura” a la cual puede acudir en momentos difíciles y de la cual también se puede alejar, para explorar, aprender, jugar y relacionarse con otros en la medida que se siente seguro. Es así como la necesidad de Apego y proximidad hacia el cuidador se alterna con otra necesidad innata del ser humano que es la “Motivación de Exploración”.

Las siguientes ilustraciones, representan la secuencia entre la Motivación de Apego y Exploración del infante, sus necesidades y las respuestas sensibles y cariñosas de los adultos en el proceso de construcción de un vínculo de Apego.

Estas experiencias positivas en forma repetida durante los primeros años de vida, promoverán en el niño la seguridad y confianza en sí mismo y en el mundo que lo rodea, logrando así la autonomía y autoestima necesaria para aventurarse a conocer, aprender y experimentar cosas nuevas, adaptándose de mejor manera a los desafíos propios de cada edad.

Referencias

  • Ainsworth, M., Blehar, M., Waters, E.,& Wall, S. (1978). Patterns of Attachment: A Psychological Study of Strange Situation. Hillsdale, NJ: Erlbaum.
  • Bowlby J (1973). Separation: Anxiety & Anger. Attachment and Loss (vol. 2); (International psycho-analytical library no.95). London: Hogarth Press.
  • Bowlby J (1980). Loss: Sadness & Depression. Attachment and Loss (vol. 3); (International psycho-analytical library no.109). London: Hogarth Press.
  • Bowlby J (1988). A Secure Base: Parent-Child Attachment and Healthy Human Development. Tavistock professional book. London: Routledge.
  • Marvin, R., Cooper, G., Hoffman, K., & Powell, B. (2002). “The Circle of Security Project: Attachment-based intervention with caregiver-preschool child dyads en Attachment & Human Development, Vol. 4, Nº 1. April 2002. Pp. 107-124.
Padres que fomentan
un Apego Seguro
Niños con Apego Seguro
Volver al Home